Se produjo un error en este gadget.

12.8.08

Eco


No hay eco a mis palabras, salen ellas disparadas y chocan ante una verdad silenciosa, calcitrante, que siempre está viva y palpitante. Y mis palabras siguen fluyendo como ríos caudalosos, buscando humedecer, remover las paredes que se han recubierto de peñascos sólidos e inquebrantables, amasaje que ha hecho el tiempo inexorable.


Tu eco se ha quedado enmedio de esas fortificadas paredes, impenetrables escudos que no se atreven a agrietarse, que temen dejar entrar el viento fresco que trae consigo la palabra, déjalas que hagan remolino dentro y salga por fin el eco de tu voz.

4 comentarios:

Ave Fenice dijo...

es increible como las palabras de otra persona pueden quitar las costras duras del corazon verdad?

Destin dijo...

No sé Ave, mucha gente tiene tan arraigados ciertos pensamientos que en lo personal creo que es verdaderamente difícil hacerlos cambiar de opinión/parecer.

Destin dijo...

No sé Ave, mucha gente tiene tan arraigados ciertos pensamientos que en lo personal creo que es verdaderamente difícil hacerlos cambiar de opinión/parecer.

Anónimo dijo...

En ocasiones el dolor vivido origina que pongamos a nuestro corazón una coraza, en la mayoria de las ocasiones no logras ni siquiera una fisura....