Se produjo un error en este gadget.

31.5.05

Entrega

Te dejo el amor colgado de los rayos del sol…
Te dejo el amor en las alas del aire que te percibe aunque no estés conmigo…
Te dejo el amor en los almohadones de las nubes, donde quisiera recostar mi cabeza junto a la tuya,
Te dejo el amor en plenitud…
Te dejo el amor en fina lluvia…
Te dejo el amor que desborda mi corazón…
Te dejo el amor en fino abrazo…
Te dejo el amor que vuela en silencio a mi alrededor y quien nadie nota…
Te dejo el amor en mis castillos en el aire…
Te dejo mi amor entre tus manos…

29.5.05

División

Maldito el espacio que separa tu
cuerpo y mi cuerpo,
espacio muerto que detiene mis
caricias y tus besos.

Maldito tu y maldita yo,
por detener tu cuerpo y el mío,
presos de callar los besos con
los labios,
de mis brazos muertos por no
poder moverlos y atraparte en
ellos,
espacio muerto en el que quedo
grabado mis caricias sin tus besos.

Sin Salida

No hay palabras para descubrirnos,
aunando en mí ser no hay claridez.

Abro mí pecho para encontrarme,
más la extrañeza me llena los tejidos.

Contraigo mis sentidos,
por encontrar mis pensamientos
derrumbados,
yacen en mí vida muerta las
palabras que un día construí.

Separación

Vete después de mí,
después de que mis pies se
hayan alejado de tu suelo.

Después de que la luz que
ilumina tu cara ya no toque la mía.

No te vayas a la par,
vete después,
para que sepas a qué sabe el
aire sin mí.

Gotas

Llueve,
las gotas caen estrepitosamente,
pasan hojas, basura, lodo;
es como un río sin fin.

¿Por qué no barre también con
nuestra melancolía?

Esta lluvia no puede limpiar
las calles por donde circula
esta sangre que ebulle sin
ton ni son.

Esta lluvia no puede limpiar mi
alma atribulada por sentimientos
que revolotean en mí corazón.

Estoy empapada de esta lluvia que
toca mi piel.

21.5.05

Sin Huellas

Me bebí tu olvido,
se desgarró tu presencia,
se aniquilaron los residuos que
sujetaban las cadenas por
tanto silencio,
el río que recorría las
veredas se secó sin dolor.

No hay llanto, no hay alegría
nada existió.

Mi Mundo

Rodeada de las paredes que tengo
como prisión,
se esfuma mi alma,
no hay voces, ni traspasos,
solamente existo yo y el hoyo
donde se descubre la vida que
crece sin darme cuenta.

20.5.05

L'Amant

Cada noche te desvelas conmigo
y nos recorremos la piel
hasta agotarnos,
tus brazos fuertes me cubren y
me llevan a un mundo de fantasía.

Sé que al amanecer te perderé,
pero no importa,
porque volverás a ser mío
al anochecer.

10.5.05

Piérdeme En Ti

Ven,
hazme perderme en ti,
que tus sentidos sean los míos,
que actúe porque mi sentir me guía,
porque el amor me guía.
deja perderme en tus recovecos,
en tus labios sonrosados,
en el hueco de tu cuello,
en tu aroma,
tu aroma...

Perderme en tus pupilas,
que las sienta mías,
que sienta mía tu piel,
tus brazos,
tu sexo,
quiero perderme en tus interiores,
saber de qué están hechos,
beber el manantial de tus labios.

Ven,
haz que actúe por el amor que me provocas,
por la pasión que me enciendes,
mi yo necesitaba perderse en tu mundo,
mi mundo ya no existe,
lo he tirado,
no me traía ya nada,
he reencontrado el tuyo,
elixir divino.

Ven,
invítame a tu mundo,
lleno de pabellones,
de luz,
de éxtasis.

Ven,
Corazón,
Ven!

Destino

Bendito el destino que ha llevado mis pasos hacia los tuyos,
donde mi cuerpo se ha sentido libre al regocijarse,
me he extasiado en el laberinto de tu boca
y con el manantial que emanas.

Mi destino se paró frente al tuyo y
se aferra a guarecerse en tus resquicios,
quiero que tus ojos se pierdan en mí,
que tus manos recorran mis valles y montes,
que el agua de mí vientre sea tu elixir.

No quiero más destinos en mi camino,
salvo éste que me ha llevado a tus brazos,
a la magia de tu encanto,
no quiero otro destino,
sino éste que me entrevera a tu piel y
se enlaza a tu mirada,
si hubiesen otros,
tendrías que estar en cada uno de ellos
para sentirme amada,
para sentirme la mujer que has despertado,
la mujer que te quiere en su camino.

Esa

Quiero ser esa que se eclipsa cuando llegas,
la que se enreda a ti como madreselva,
la que por ganar tu amor se ha perdido
muchas veces entre sombras.

Quiero ser esa que te transmite el amor
en estado de ebullición,
esa donde el cauce de su pasión se
amansa sólo en ti.

Esa que se engarza en tu goce y se
entrevera en tu cuerpo.

Soy esa que es encuentra con sus
emociones, ésas mismas que pernoctan
en mí y van apareciendo una a una
cuando te perciben cerca.

Soy esa que se convierte en río y
desemboca en tu océano,
volviéndose uno.

Soy esa, esa que renace con tan
sólo pronunciar tu nombre.

Sensaciones

Ayer le hice el amor a la lluvia,
caía sobre mí cálidamente,
inundándome de deseo,
deseo de verte ahí con ella,
palpando tu cuerpo junto al mío,
sintiendo los roces de tus piernas,
el calor de tus caricias.

Le hice el amor a la lluvia y
le grité que Te Quería,
que eres mi segunda piel.

Exploté de deseo pensándote
sintiéndote alrededor con tanta
fuerza que lo creí verdad.

Abrí mis ojos,
la lluvia seguía sobre mí,
como el halo de magia en el
que te envolví.

Le hice el amor a la lluvia
con tal sensación que creí que
eras tú.

4.5.05

Perdida

No hay noche mas oscura que esta.
Las estrellas visten de negro y la luna que muchas veces me envolvió con su manto, ahora me da la espalda.
Camino abrigada en tinieblas,
no asoma a mis ojos luz alguna,
y mis manos sólo tocan cortezas que van dañando mi piel.
Ciega hundo mis pies en el pántano que lentamente me come.

2.5.05

Horas Sin Ti

Horas que no se consumen,
Eternos segundos.
Horas marcadas.
Basto horizonte,
basto tiempo,
bástenme las horas para perderme
en el existir.
Horas,horas
In
trascendentes,
In
acabables,
Horas fustigantes,
horas de nada,
horas de mi misma.

Tinta China

Somos como el día y la noche,
Tu piel blanquísima me recuerda la nieva, una hoja en blanco, un bando de nubes, la espuma de mar.
Mi piel morena será la tinta que escribirá en tu hoja en blanco.
Soy la noche que te cobija.
Soy la sombra que te sigue en cada paso que das.
Soy tinta china para trazar sobre ti mis signos de deseo.
Soy tinta china para que tardes en descifrar lo que grabo en tu piel, y así no me dejes ir nunca.
Soy tinta china que sólo encuentra su significado a tu lado.
Soy tinta china y tu mi hoja en blanco.

Como Si...

Quisiera imaginarme entrelazada, cosida a tu piel, unirme a tu columna y atarme entre cada disco, tejer mis cabellos a los tuyos y extasiarme en el manantial que corre por tu boca, fluir con ella, volver a mi piel al revés para ti.
Maquillar con el júbilo de tenerte conmigo las lágrimas vertidas, el amor dejado en espera y que renace cada vez que te siente cerca.
Ven, piérdete conmigo y entrelázate a mi ser; camina por mis cicatrices y cuenta cada cabello de mi cabeza, encuéntrame en el bosque en el que yacía perdida, encuéntrame bajo los párpados que guardaron tu partida, yace conmigo unos instantes y piérdete en mis huecos.
Déjame reconocer el camino andado y tu, vuelve sobre tus pasos, házme el amor ahora, ahora que mi cuerpo esta tibio, ahora que no se encuentra perdido, ahora que se ha quebrado la frialdad que construí tras tu partida; tómame como si fuera nuestra primera vez, tómame como si fuera una aventura, tómame como si me amaras.

Tregua

Es como si el Cielo y el Viento conspiraran, rompen en mi cara cual látigo, marcando anchas y profundas ehridas. Esto es lo que hicieron conmigo esta noche donde las estrellas no brillaron y el bullir de carros ardía; caminé y caminé con prisa, con prisa de encontrarme con alguien, con ese alguien que días antes dislumbre en el umbral de la estación, no sabría si me reconocería tras aquellas huellas en mi cara, sin embargo, me atreví a andar y toparme con miles de caras impacientes por saber que me había pasado, me atreví y llegué a la estación.
Anunciaban la salida a Toscana, y recordé cuando añorabas esa ciudad; mientras mi corazón se revolvía dentro pensando en que llegaras.
Anduve por cada puerta buscándote, esperé… me senté en una banca y me enredé en el abrigo… el mismo Viento que me había hecho llagas, seguía golpeando mi cara, burlándose de mí. La espera cayó en la nada, ví mis fuerzas caídas sobre el andén, mi mirada, creo yo, lucía en abandono.
No recuerdo como regresé al apartamento, supongo yo, con la cabeza echada adelante, y arrastrando la esperanza.
El mismo Cielo que había roto en mi cara, se reflejaba oscuro y somnoliento tras los espejos de la calle, podría decir que se había llenado de dolor al verme cabizbajo. El Viento desapareció y respiraba, a pesar de todo, la calma.
Habían hecho ambos una tregua y me habían brindado por unas horas la paz, la paz que he buscado y que pensé encontrar contigo. La paz me la dieron ellos, el Cielo y el Viento, los mismos que reían y me lalstimaban. Benditos sean! Por estas horas, disfrutaré con ansia lo que me han brindado, mañana podrán fustigarme otra vez!

Cielo Nublado

El día se desplaza somnoliento. Entre lluvia y bruma los pensamientos se desesperezan y empiezan su eterno discurrir que desemboca como cada día… en tí.
Mientras camino tras esa neblina, se asoma apenas unos ligeros rayos que pegan en el suelo húmedo, mi pensamiento se corre como un velo y te cree encontrar tras ese halo de humo que cubre todo; se me nubla el corazón y aparecen otra vez dos puños de mar.