Se produjo un error en este gadget.

29.6.05

De La Forma Que Eligas Te Quiero

Soy china entre tus brazos,
no hay murallas que tirar.

Soy la mejor, como se dicen los
Argentinos por tener tu amor.

Soy francesa para poder decirte
Je t’aime mone amour.

Soy cubana, te invito un mojito
mientras te susurro al oído cuanto
te necesito.

Soy veneciana para navegar hacia
ti sobre esos canales de ensueño.

Soy americana y te grito I Love You
desde la gran manzana.

Soy Uruguaya, tierra donde nació el tango,
tierra que te vio nacer,
tierra que te pasea por ramblas y veredas
y te lleva entre sueños y quimeras.

Pero ante todo Soy Mexicana
y te quiero desde lo alto de mi
Cerro de la Silla y que ilumine
tu faz nuestro Faro del Comercio.
Desde el Popocatépetl al Izztachiuatl te quiero.
Te quiero con todo mis dialectos vivos
y muertos,
vestida de mil colores como mi gente
Oaxaqueña.
Te canto desde Plaza Garibaldi
con mil mariachis al lado
Cariño Nuevo y Que Bonito Amor.
Te quiero, como se quisieron aquellos
dos en el Callejón del Beso del
bello Guanajuato.
Te quiero desde las arenas blancas
Del Can Cún al Santuario Ballenero
y hasta Rosario, Sinaloa donde mi
Lola La Grande nació.
Te quiero a ojos cerrados de Tulum
y Chichén-Itza.
Te quiero en los rápidos de Matacanes
tan vertiginosos como has puesto a mi
corazón latir.
Te quiero como ama cada habitante
de cada país.
Soy sólo yo, pero te amo como cada uno
de ellos.

28.6.05

Me Pesa Tu Ausencia

Las Horas, Virginia Woolf (Nicole Kidman)

Siempre los años...
Siempre el amor...
Siempre las horas...


Que pasa cuanto te pesa el amor,
te queman las horas,
te quema la ausencia.

Muero un poco cada noche y sobrevivo cuando el sol alumbra y la espera me consume al llegar la penumbra.

La noche se ha vuelto mi cómplice,
la que conoce mi secreto antes ignorado,
cuando me fue claro, lo rescaté del pántano,
lo presenté a mis sentidos y no sé
si es una bendición o un castigo,
me quema la ausencia y se trasmuta en infierno,
infierno que carcome mis entrañas y mis deseos.

Bendita la noche que me grita todo y no me reclama nada,
que escucha sin decirle y me calla sin suplicarle.

Pesa el amor como lastre,
como grilletes que te hace libre y a la vez te detiene;
te tiene entre sus velas y te echa al mar,
para después caer rendido sin siquiera poder suspirar.

Pesan las horas y su temible tic-tac...

El amor se vuelve añicos y se recobra con tu mirar.

Inspiración

La inspiración esta ahí afuera,
lejos de mis manos,
corriendo tal vez por
ramblas y veredas,
pisando hojas secas
caídas del otoño,
que se elevan al pasar y ese mismo
aire me invita a añorar
tal vez, un cálido abrazo
tal vez un simple mirar.

Vacío

Sólo verás el pasado tras mi
espalda cuando me vaya.
Verás las imágenes pasar por ella
como río de recuerdos.
Yo, tal vez camine con la cabeza alta,
buscando en el firmamento tu presencia;
mis manos, las mismas que te acariciaron
tantas veces no cargaran nada,
sólo están vacías,
sólo cargan la vida pasada.

24.6.05

Bajo Tus Alas

Ciégame al amor,
si bajo tus alas no me recreo,
si no encuentro en tu manto
el ideal deseado.

Ciégame la vida,
si no invento tras tu beso
el manantial de amor inmenso,
y si el caudal de tu pasión
no es cuerda que ate mi corazón.

Ciégame al canto,
si después de amanecer
en tu abrazo, no sientes el calor
que irradio.

Ciégame la vista,
si es que no encuentras en mi
mirada
tu figura reflejada.

Ciégame todo sentir,
si es que tengo que
vivir lejos de ti.

Ciégame Amore, ciégame!
Pero déjame anidar
dentro de ti.

Ritmo de la Danza de la Vida

Isadora de grandes vuelos,
Ninfa del Agua que deslizaste
tus incansables pasos por toda
Primavera, muéstrame tu pasión
tras ellos.

Si fuiste Ofelia de todas las Ofelias,
Whitman renacido en mujer,
poesía hecha danza en cada preludio.
Fuiste la Galatea y Dafne de todos los tiempos,
todas las vírgenes de Atenea y
todas las esposas de los dioses.
Fuiste la mujer hecha partitura,
signo grabado en papel y
hecho música al tocar el suelo.

Is-adora, amante de la obra,
fuiste creada para que la gloria
se reflejara en tu presencia, como
el Narciso que dejo huella.

10.6.05

Abrazada A Tu Ausencia

Mientras el manantial del aire fresco besa mi cara, me recargo en la espalda de la noche donde me voy fumando la soledad y persigo en el vaivén de las hojas tu presencia.

Cómo colgarle a esta noche amiga que se mueve apacible, el vacío de mi nada…?
Cómo hablarle a ella de la incertidumbre que me aterra, de los bastiones de tu risa y los rayos de sol de tu enredadera…?
Cómo contarle de tu piel color arena y de cuantas veces desdoblo tu mirada…?

Noches tibias e inquitantes que oscurecen más la espalda de mi noche, interrogaciones sin respuesta que no calcinan el insomnio donde duermo abrazada a tu ausencia.

6.6.05

Te Amo, Te Amé

Te amo con este temblor que provocas en mi cuerpo,
cuando tus palabras acarician mi corazón.

Te amo con esta ansia implacable por besarte.

Te amé con toda la lluvia que brotó de mis ojos.

Te amé y reté al viente que azotó mi cara,
queriendo apartarte de mí.

Te amé en cada noche apacible,
donde no hay grillos y flotabas alrededor mío.

Hoy no quiero más noches tranquilas alumbradas sólo de luna y estrellas,
queman mi piel y me gritan que no estás,
noches sin susurros que
se burlan de mí.

Que regrese el viento que reté, del cual te defendí,
que me lleve ahora con él,
que me arranque las palabras que depositaste en mí.

Dónde estás, oh vento cruel y dulce,
yo que tanto te odié
por querer arrebatarme todo,
hoy te imploro que destajes el cuerpo y recuerdo,
llévate lo poco que queda de mi.