Se produjo un error en este gadget.

31.7.08

Al Amanecer


Te vi dormir con tus brazos manteniéndome abrazada, hasta que al paso de los minutos los fui sintiendo ya sin fuerza, dormías ya profundamente.

Yo cerraba mis ojos y te escuchaba, no quería ni moverme para no despertarte, con el insomnio acostado al otro lado de mí, pensaba en ti.

El reloj inquieto no dejaba de marcar sus segundos, sus minutos, sus horas. Era su única luz roja la que avisaba que el tiempo seguía fuera de esas cuatro paredes, allá afuera se tejían las vidas, seguían andando los amores pasados, los fantasmas, los miedos que nos acechan, los amores plátonicos que jamás luchan ni cruzan el otro lado de la calle y también ahí dentro, pernoctaba, tal vez, un romance nuevo.

Y así, pasaron pocas horas, y ese mismo reloj nos anunció que la hora del adiós había llegado, yo me mantenía aún sin moverme, cuando de pronto unos cálidos labios dieron un Buenos Días en mi espalda, un beso tierno que recorrío cual escalofrío todo mi ser.
Buenos Días gritó mi cuerpo al amanecer, y te dije: sólo contigo despertó mi ser de un largo letargo; caricias envolvieron aquella mañana que, también, perezosamente despertaba.


Soledad


No tengo nada, sólo el insomnio que se aparca
al lado de mi cama y me hace compañía.

22.7.08

Se Oferta un Amor


Se oferta una noche apasionada,
una noche llena de deseos,
una noche sin final.

Se ofertan unos besos que no quiso otra boca,
y unas manos tibias que se enfriaron
al no sentir el cuerpo que anhelaban.


Se ofertan unas sábanas blancas aún sin estrenar,
unas caricias que ansían recorrer caminos iluminados
como si fueran estrellas atracadas en
altamar.

Se oferta un cuerpo tan pleno y basto como el cielo,
una mirada fulgurante que desea alumbrar otro
rostro, aunque esté menguante.

Se oferta un amor vacío con nuevas ganas de vibrar,
unas palabras al oído para quien las quiera
escuchar.

Se oferta una poesía que se hilvana
como si fuera una trenza de mi cabellera,
un verso que recrea los bosquejos de mis labios
y un canto abierto a todos mis sueños.



21.7.08

Háblame


Aguarda tus palabras,
aguarda tus recuerdos escondidos,
tus ilusiones y añoranzas
y háblame ahora que todo está en silencio,
que también las aves pernoctan y se acallaron
todos los susurros.

Háblame del ritmo que lleva tu corazón ahora,
de aquella noche tibia donde por primera vez
acariciaste mi cuerpo.

Háblame de los instantes donde estas sin mi
y, tal vez inesperadamente el velo de mi
perfume atravezó tu mente.

Háblame de los colores que viste al recorrer
las calles de siempre y si viste alguno que
te recordó a mis ojos, a mi piel.

No duermas, la noche es larga, Patricio duerme
y el viento está en calma.

Háblame...

17.7.08

En el Umbral


... y el umbral de tu puerta fue el testigo silencioso del grito de tu boca.

"Dame un beso", dijiste tras mis pasos y como eco escuché tus palabras:

"dame un beso"...


Regresé, y deposité sobre tu mejilla, el beso que aguardabas en los labios.

Por tu Cumpleaños


Querida Claudia,



"Teach me the way to be humble and good/
To be quiet when I should to be great".

PSAPP, album Upstairs





Yo he admirado en silencio
como es que ella se pasea
entre el mar y el cielo.

He sentido como aprecia
los pequeños detalles,
desde una sonrisa hasta una
enorme vista.

Me he emocionado con sus
relatos, con sus aventuras
y sus arrebatos justicieros.

Yo no sé que otras tierras pise,
pero sé que sus próximos viajes la
llevarán por senderos luminosos,
donde encuentre una mano conocida
o un abrazo amistoso.

He aprendido, como dice mi cita,
a que se debe ser humilde,
y generoso, y que lo demás viene
por añadidura, caso concreto
la hermosa Cuentera y sus
bellas aventuras.

No es tarde, creo yo,
para desear otra vez felicidades,
para decirle que disfruté nuestro
viaje a Alhambra, que me encanta
su niña y que la espero por acá,
tal vez, un día.

Felicidades Cara,
perdona la tardanza,
te mando un beso lleno de bonanza
y un abrazo con venturanza.