Se produjo un error en este gadget.

23.1.08

Tu Nombre


Se ha quedado el campo en silencio, los caballos han dejado de pastar y las vacas amamantan timidamente a sus críos, la hoz ha quedado junto al gallinero donde las aves pernoctan una vez más.

Camino por el campo con mis manos rozando el sembradío, la noche hace presa al ambiente.

No se escuchan risas de niños, y las voces de los padres están acalladas, se altera el panorama apenas con el crujir bajo mis pies.

La cigarra ha callado, como ha callado el viento. Las copas de los árboles ni el sembradío, ni mi pelo que tantas veces bailaron con el vaivén del viento se mueven... ahora están inmóviles, ya no danzan meciendo tu nombre.

Te recuerdo al caminar silentemente bajo un ramo de estrellas, donde tu nombre ya no repica más, donde tu nombre está guarecido en otro rincón, donde tu nombre está en paz.

No hay comentarios.: