Se produjo un error en este gadget.

25.9.07

Partida


La hora era la justa,
dejamos la estación,
el vapor avisaba que partíamos a otra ciudad.
El tic-tac de mi reloj se detuvo cuando no llegaste.
Partimos.
Se llenaron de humo mis recuerdos.

2 comentarios:

Arantxa dijo...

sigue escribiendo. no se te ocurra parar. Quiero leerte. Sigue escribiendo por favor

Colegio de Monjas dijo...

Cortito pero no era necesario más para poder describir lo que se puede sentir cuando alguien que uno espera no viene a nuestro encuentro. Gracias :)